Celos

Nm. 25:11/13 "Fines hijo de Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, ha hecho apartar mi furor de los hijos de Israel, llevado de celo entre ellos; por lo cual yo no he consumido en mi celo a los hijos de Israel. Por tanto diles: He aquí yo establezco mi pacto de paz con él; y tendrá él, y su descendencia después de él, el pacto del sacerdocio perpetuo, por cuanto tuvo celo por su Dios e hizo expiación por los hijos de Israel".
Podemos apreciar que primeramente, que el tener celos por la obra de Dios, por que un pueblo sea santo en toda la manera de vivir y procurar que esto sea así, puede llegar al punto de apartar la ira de Dios sobre una congregación o una persona misma. Y que a Dios le agrada el hecho de que tengamos este tipo de celos, los que nos llevan a vivir una vida recta delante de el.

2Cor.11:2 "Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo".
De igual manera Pablo tenia este tipo de celo por el pueblo, al cual el le había predicado la palabra de Dios, y su deseo e intención en esta emoción expresada, era de que el pueblo al cual el le había presentado el evangelio de Dios, se conservara limpio de las contaminaciones del maligno.

Éxodo 34:14 "Porque no te has de inclinar a ningún otro dios, pues Jehová, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es".
Éxodo 20: 5 "Porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen."


* Los celos de Dios no tienen nada que ver con las mezquindades humanas. Dios no tiene celos de algún "otro" que pudiera serle igual, pero exige una adoración exclusiva por parte del hombre, al que ha creado a su imagen. Si Dios es celoso, es que es santo y no puede tolerar que se atente contra su honor, ni que se desvíe de Sí a aquellos que Él ama. A los cuales el a establecido ordenanzas y mandamientos para vivir una vida conforme a su voluntad.

Veamos ahora lo celos como una emoción negativa y destructiva.
Génesis 37:11 "Y sus hermanos le tenían envidia, mas su padre meditaba en esto".
Génesis 30:1" Viendo Raquel que no daba hijos a Jacob, tuvo envidia de su hermana, y decía a Jacob: Dame hijos, o si no, me muero".
Hechos 13:44/45 "El siguiente día de reposo se juntó casi toda la ciudad para oír la palabra de Dios. Pero viendo los judíos la muchedumbre, se llenaron de celos, y rebatían lo que Pablo decía, contradiciendo y blasfemando".

Recordemos una vez más que los celos pueden venir de diferentes sentimientos, como la envidia. Que es la mencionada en los versículos anteriores.
Lo hermanos de José, sienten celos de el, y en parte fue ocasionada por el mismo padre de ellos. Si leemos con detenimiento toda la historia completa. No son justificados, pero nosotros tenemos que tener en cuenta que nuestras actitudes pueden levantar ciertos celos, como en nuestros propios hijos.
De igual manera Raquel sentía celos de su hermana, por que ella poseía y tenía lo que a ella por el momento le había sido negado, hay personas que sienten celos por que otros prosperan y ellas mismas no. O porque miran a otros con ciertas cosas, ellos también quieren obtenerlas, no por que sea una necesidad para ellos, si no con el fin de decir yo también lo tengo.

No podemos dejar de decir, que como ministros y siervos de Dios, podemos levantar celos en los demás que están a nuestro alrededor, y esto es algo que muchas veces no se puede evitar. Como en el caso de Pablo que los judíos tenían celos de el por que el pueblo le seguía para oír la palabra de Dios. De igual manera hoy se pueden levantar personas que tienen envidia de la unción que poseen ciertos siervos de Dios, o de la forman como se conducen delante de Dios y ellos mismos no.

Ahora bien este tipo de celos, egoístas, traicioneros y de furor, la Biblia dice que tenemos que dejarlos.
Romanos.13:13 "Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia".
Santiago.3:16 "Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa"
Galatas 5:20 "idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, …"

Galatas termina diciéndonos que los celos son una obra de la carne (Galatas 5:16/20), Y que es por medio del espíritu que podemos deshacernos de este tipo de contaminaciones, si damos rienda suelta a los celos negativos en nuestra vida, a la larga terminaran trayendo solo tristezas y mal para nosotros mismos, así que pidamos le a Dios que nos ayude a tener un celo correcto en nuestros corazones.

Por ultimo una persona terca es obstinada, que no cambia de actitud o parecer aunque haya argumentos convincentes en su contra. En el libro de Ezequiel, podemos ver como en diferentes ocasiones Dios mismo llamo al pueblo rebelde y duros de corazón, pues aunque se les hablaba la palabra de Dios no estaban dispuestos a cambiar.
Si pensamos con cordura, reconoceremos que es difícil tratar con una persona así, Pidamos siempre a Dios que nos ayude con nuestro carácter y forma de vivir.

 

La palabra griega "celos" viene de una raíz que significa "estar caliente, entrar en ebullición"; traduce bien la palabra hebrea "Quin-ah", cuya raíz designa el rojo que sale al rostro de un hombre apasionado. Esta pasión, semejante, a menudo, a la ira. Puede provenir de diversos sentimientos, desde el amor desinteresado hasta la sórdida envidia, amores, odios, celos, furor, turbación, pasión vehemente, por la honra de Dios, todos estos sentimientos pueden invadir el corazón del hombre y conducir a la ira (Pr. 27:4) o a una muerte de hombre.

Veamos los celos como una expresión positiva.
Tito 2:14 "quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras".
Aquí se refiere a un celo por el hacer el bien, un pueblo que pertenece solo a Dios, pero que este a su vez es motivado ha hacer constantemente lo bueno y lo que le agrada a Dios.